2ª Fase del proyecto de impulsión y balsa para la puesta en riego de 838,4 ha en los parajes de La Sarda y El Terrero en el T.M. de Pedrola (Zaragoza)

CATEGORÍA

Canalizaciones PVC-O TOM


Año 2017

Descripción:

Impulsión PVC-O TOM® Molecor


 

Debido a la importancia de los servicios afectados en el recorrido de la tubería de impulsión, se analiza detenidamente su trazado. La longitud de la tubería de impulsión sería de 3.034 metros, desde la captación hasta la balsa, y el trazado viene determinado por los puntos de cruce de las carreteras existentes.

 

La elección del material PVC-O es debido, entre otras razones, por su resistencia a la corrosión, su facilidad en el montaje y a que es una tubería más económica.

 

Se calcula el diámetro más adecuado teniendo en cuenta los costes de inversión y los energéticos, siendo designado para esta actuación el diámetro 800 mm.

 

Para su correcto funcionamiento y protección se instalan ventosas para la expulsión/admisión de aire con un doble objetivo. En primer lugar asegurar un correcto funcionamiento en situación normal evacuando el aire que se pueda acumular dentro de la conducción. En segundo lugar, proteger la conducción frente a transitorios por la onda de presión negativa y las depresiones asociadas a ella que se pudieran producir.

 

La tubería se instalará en zanja completamente enterrada bajo la sección tipo que se describe a continuación. La cama de la tubería tendrá un espesor de 15 cm, estará perfectamente rasanteada y estará compuesta de gravilla de tamaño 6/20 mm. El tapado se realizará de la siguiente manera:

 

El espacio comprendido entre el terreno natural hasta 15 cm por encima de la generatriz superior del tubo (1 m como mínimo) se rellenara con material que no sea inadecuado, procedente de la propia excavación o de préstamos realizando un compactado, con rodillo o similar hasta un PN de 85 %. El espacio comprendido entre la generatriz inferior del tubo y 15 cm por encima generatriz superior del tubo se rellenará con gravilla 6-20 mm. El espacio comprendido entre la base de la zanja y la generatriz inferior de la tubería se rellenará con gravilla 6-20 mm. Una vez finalizada la ejecución, se debe dejar el terreno en su estado original, libre de elementos gruesos, material granular, etc., las márgenes de las parcelas reconstruidas y en perfectas condiciones para el riego.